El Principito – Columna emitida en Nunca es Tarde FM 91.3

El Principito

Es la novela más famosa escrita por el aviador y escritor Antoine de Saint-Exupéry. Fue publicada por primera vez el 6 de abril de 1943, cuando vivía exiliado en Estados Unidos tras la caída de Francia durante la Segunda Guerra Mundial, y  traducida a 160 lenguas y dialectos, llegando a convertirse en uno de los mayores éxitos de ventas de todos los tiempos. Es el libro francés más vendido del mundo.

La historia de El principito trata temas universales como el amor, la amistad, el sentido de la vida y la naturaleza humana. Realiza una crítica al hombre y a la civilización moderna que conducen a la pérdida de los valores más esenciales del ser humano. Defiende la sabiduría de los niños como algo que sirve para guiarse en la vida adulta, pero que irremediablemente se pierde con la edad. Es una obra que puede enmarcarse dentro de la corriente filosófica del existencialismo. El Principito consta de 27 capítulos más una pequeña dedicatoria. A lo largo de los mismos el punto de vista del narrador, que es el aviador, se va entretejiendo desde la primera persona a la tercera persona.

Debido a su éxito El principito ha sido objeto de numerosas adaptaciones, tanto al cine, como al teatro, la ópera, los dibujos animados y el cómic. Igualmente se han realizado una gran cantidad de reediciones en diferentes versiones y formatos. El manuscrito original de El principito cuenta con una serie de ilustraciones en acuarela dibujadas por su autor, las cuales han servido como punto de partida para las distintas reinterpretaciones de la obra. Una de las primeras adaptaciones al cine en forma de musical, fue la del director Stanley Donen en 1974.

El libro El principito cuenta la historia de un piloto que sufre un accidente en el desierto del Sáhara y conoce a un niño llegado de un asteroide. Existen paralelismos entre su autor, Antoine de Saint-Exupéry, y el narrador de la historia, el personaje del aviador. Durante el tiempo que pasan juntos el principito rememora su viaje a través de otros planetas en lo que conoce a una serie de personajes que no entiende, llegando finalmente a la Tierra donde comprenderá el sentido del amor y la amistad. Ésta revelación será la que le lleve a volver a su planeta, para seguir cuidando de sus volcanes y su flor.

Personajes de El Principito

El Principito

Es un niño que deja su planeta y emprende un viaje que le lleva por otros mundos hasta llegar a la Tierra, donde conoce al aviador que narra su historia. Es el personaje principal de la obra y todo el libro gira alrededor de su aventura. Encarna los valores infantiles perdidos por los adultos como son la inocencia y la curiosidad, sin dejar por ello de ser tremendamente responsable. Cuando comienza su viaje lo hace movido por la necesidad de huir de los problemas en su relación con la rosa. Es así como llega a entender lo esencial de las cosas, lo que considerará lo realmente importante en la vida y la trascendencia de las relaciones de amor y amistad.

El aviador

Se trata del coprotagonista y narrador del cuento. Es un adulto que quiere conservar el espíritu de un niño y aunque sabe que lo ha perdido se esfuerza por volver a recuperarlo. Gracias a la comprensión que muestra podamos acercarnos aún más al principito. El aviador puede identificarse con el propio autor del cuento, Antoine de Saint-Exupéry, que también fue aviador y sufrió varios accidentes aéreos a lo largo de su vida, a los que sobrevivió milagrosamente.

La rosa

Es el personaje que ama el principito. Es espléndida, única y maravillosa pero también coqueta y vanidosa. Apareció un día en el planeta del principito y desde ese mismo momento él la cuidó. Pero la rosa exigía muchas atenciones y mimos por parte de él, y las constantes demandas de ella les llevan a ambos a una situación en la que el principito decide abandonar su planeta. Se trata de una relación de la que él llega a confesar que no entendía nada porque aún era demasiado joven para saber amarla. Aquí es donde el principito denota una falta de madurez que será lo que le llevará a emprender el viaje.

El cordero

No llega a materializarse como personaje sino que se trata de una proyección de la imaginación del principito en un dibujo del aviador. Representa a un amigo que el principito pueda llevarse de vuelta a su asteroide para que le ayude a limpiar los arbustos de baobabs. El cordero supondrá un punto de conflicto para él, al darse cuenta de que los corderos comen flores, y por tanto su rosa puede estar en peligro. Debido a esto decide pedirle al aviador que le dibuje un bozal para el cordero y así poder controlarlo mejor.

Los baobabs

Son una gran amenaza ya que si crecieran en el pequeño planeta del principito, las enormes raíces harían que explotara. Es por eso por lo que cada día se afana en buscar los nuevos brotes para eliminarlos.

El rey

Es el primer habitante de otro planeta que conoce el principito. Encarna la autoridad sobre los demás. El rey se vanagloria de reinar sobre todas las estrellas y ser obedecido enseguida. Sin embargo se trata de un poder racional, pues nunca ordena nada que no se pueda cumplir. Es una metáfora sobre el propio sentido del poder sobre los demás y cómo no es posible ejercerlo sin el consentimiento de aquellos sobre los que se ejerce. El rey muestra al principito que la búsqueda del poder no es más que un espejismo.

El vanidoso

Encarna el deseo de admiración social y reconocimiento. Es un personaje que muestra la vanalidad y futilidad de perseguir a toda costa ser mejor que los demás. El principito entiende enseguida que se trata de algo que no tiene sentido.

El bebedor

También habita en soledad otro planeta al que llega el principito. Representa la vergüenza que supone el no tener fuerza de voluntad para superar nuestros propios errores, lo que conduce al borracho a un círculo vicioso del que le es imposible salir. Al principito le genera una gran pena.

El hombre de negocios

Al igual que los anteriores, habita en soledad otro planeta. Representa la ambición económica desmedida que lleva a la avaricia. Su única actividad es contar las estrellas para poseerlas y así comprar más estrellas. Se convierte en esclavo de su trabajo y sus ambiciones lo que le impide disfrutar de la vida.

El farolero

Es un personaje que se dedica a hacer lo que debe, encender un farol al empezar la noche y apagarlo al comenzar el día. El principito siente respeto por él debido a su compromiso y lealtad. Sin embargo, aunque encarna valores más positivos, se encuentra en una situación claramente absurda en la que enciende y apaga el farol cada minuto. Lo que le lleva a ser otro esclavo más, al igual que los anteriores personajes.

El geógrafo

Dedica su vida al estudio de la geografía. Su planeta es más grande pero no sabe cómo es porque nunca abandona su escritorio para explorarlo. Aunque su vida parece ser más interesante que la de los demás es fácil ver que ha caído en el error de no permitirse experimentar por sí mismo, viviendo de las experiencias que los exploradores le proveen. Representa la desmedida ambición profesional e intelectual.

El guardagujas y el mercader de píldoras

Representan la vida marcada por horarios, por tiempos establecidos, por acciones repetidas una y otra vez. Muestran que la gente sigue su ritmo obsesionada por el trabajo, las obligaciones o las aspiraciones vanales llegando a perder la noción de su propia existencia. Se trata de un par de encuentros que en cierta forma ponen punto y final al conjunto de errores en lo que el ser humano adulto acaba cayendo.

La serpiente

Es el primer personaje que encuentra el principito al llegar a la Tierra. Se define como más poderosa que el dedo de un rey, y no le falta razón pues representa al vehículo que lleva a la otra vida, a lo eterno. Es la muerte que tranquila siempre está esperando. Será un personaje decisivo en la resolución de la historia del principito.

El zorro

Presenta la solución al conflicto del principito. Es un zorro salvaje pero le pide al principito que lo domestique. Enseña que la amistad es un tipo de domesticación, que necesita tiempo, acercamiento y paciencia pero que una vez establecida se convierte en un nexo de unión que transforma el sentido de la vida. Así el principito acaba domesticando al zorro y gracias a la relación que surge entre ambos aprende el verdadero sentido de la amistad y la esencia de las relaciones. El zorro, en su sabiduría, le explica al principito que su rosa es única y especial porque es la que él ama, porque ella lo domesticó a él, revelación que hace que el principito se decida a volver a su planeta. En su despedida, el zorro le regala su secreto: “Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.” El zorro le explica que domesticar no es crear una relación de superioridad del hombre sobre el animal, sino que consiste en crear vínculos de amistad inamovibles, domesticar significa crear lazos.

Comentario de El Principito

El Principito es una crítica a la sociedad moderna y a los ideales del hombre civilizado que lleva al ser humano a perder los valores más elementales, impidiéndole que sea capaz de discernir la relevancia de su propia existencia. Los adultos son los hombres serios, personas que viven sin plantearse lo que hacen cada día con su vida. Se quedan en lo superficial, en las apariencias. Carecen por completo de imaginación y han perdido la sabiduría que tuvieron cuando eran niños. El autor muestra cómo la sociedad y los valores impuestos por ella conducen irremediablemente a distintas formas de obsesión como son: el poder sobre los demás, la búsqueda de la admiración y el dinero, la competitividad en el trabajo o el alcance de las metas profesionales e intelectuales. Los personajes que el principito conoce en los asteroides encarnan estos aspectos del ser humano. Para ellos la vida es sufrimiento, abnegación y dolor. Los asteroides son la representación del aislamiento que sufren, un aislamiento que les impide relacionarse con nadie más y por tanto salir del círculo vicioso en el que se encuentran se hace totalmente imposible.

El principito es el personaje que se pregunta por qué las cosas son así, será por tanto quien ponga de relevancia los aspectos negativos de los adultos. Desde su mente no contaminada por la sociedad moderna, porque es pura e infantil, es capaz de discernir lo que es correcto y lo que no. El principito también se encuentra sólo en su planeta hasta que la rosa aparece. A partir de la relación que se establece entre ellos surgen los conflictos que hacen que el principito tome conciencia de su falta de madurez. Afirma no entender a la rosa porque es demasiado joven para saber amarla. Necesita experimentar para aprender qué significa esa relación de amistad y amor. Pero para llegar a entenderlo debe salir de su propio mundo.

La llegada del principito a la Tierra le lleva a entablar nuevas relaciones que le permiten acceder a las experiencias de la amistad y el amor. Es a partir de estos lazos que el autor nos hace sentir la forma más pura de la concepción de la amistad. La amistad le da sentido a la existencia, hace que sea plena. Además crea lazos de necesidad entre ambas partes. Gracias a las enseñanzas del zorro, el principito se da cuenta de que la rosa lo domesticó a él, y que la rosa es especial entre millones de rosas precisamente por ese lazo que los une. Esto es decisivo para que el principito tome conciencia de la necesidad que tiene de volver a su planeta con ella.

Antoine de Saint-Exupéry

(Lyon, 1900 – en el mar Tirreno, 1944) Novelista y aviador francés; sus experiencias como piloto fueron a menudo su fuente de inspiración. Tercero de los cinco hijos de una familia de la aristocracia su padre tenía el título de vizconde, vivió una infancia feliz en las propiedades familiares, aunque perdió a su progenitor a la edad de cuatro años. Estuvo muy ligado a su madre, cuya sensibilidad y cultura lo marcaron profundamente, y con la que mantuvo una voluminosa correspondencia durante toda su vida.

Su primer novela corta se tituló “El Aviador” y fue publicada en una revista literaria. Alcanzó el reconocimiento público en 1931, cuando escribió “Vuelo nocturno”, una obra en la que plasmó sus experiencias como piloto y directo de la aerolínea argentina. Con esa novela ganó el Prix Femina, un afamado galardón literario en Francia.

La escala siguiente fue Buenos Aires, al ser nombrado director de la Aeroposta Argentina, filial de la Aéropostale, donde tuvo la misión de organizar la red de América Latina. El escritor francés viajó por primera vez a Argentina a finales de los años 20, donde fue fundador y primer piloto de la Aeroposta Argentina, la primera compañía de aviación del país, que hace poco menos de un siglo se dedicaba fundamentalmente al transporte de correspondencia y en menor medida al de pasajeros. Saint Exupéry descubrió inhóspitos lugares del territorio que cautivaron su atención. La Cordillera de los Andes, los bosques, la estepa, los valles y las costas patagónicas fueron su gran pasión. En Buenos Aires escribió una de sus novelas, conoció a su gran amor y terminó con el aislamiento que padecían numerosos pueblos sureños. Llegó hasta el Fin del Mundo en la provincia de Tierra de Fuego y unió las localidades de Bahía Blanca, Viedma, Trelew, Puerto San Julián, Comodoro Rivadavia, Puerto Deseado y Río Gallegos. Fueron más de 15 meses de aventuras y viajes a lo largo del territorio argentino. Un itinerario temático revela algunas de sus más extremas aventuras, los lugares que recorrió desde el aire y su antiguo avión, totalmente restaurado, se exhibe en los hangares que la Fuerza Nacional posee en la ciudad de Quilmes, en la provincia de Buenos Aires. Sus funciones no se limitaban a los vuelos comerciales sino que también efectuó vuelos de reconocimiento, rondas de inspección y raids hasta Tierra del Fuego. Muchos de estos vuelos cotidianos, de 18 horas de duración, se realizaban de noche, lo que lo inspiró para comenzar a escribir, entre dos misiones, “un libro sobre el vuelo de noche”, el que será finalmente Vuelo Nocturno (llevada la pantalla grande por la compañía Metro Goldwym Meyer), publicado a su regreso en Francia, en 1931.

En 1931, Saint-Exupéry se casó con la escritora y artista salvadoreña Consuelo Suncin. Entabló con ella una relación tormentosa, separándose y reuniéndose a través de los años. Consuelo es considerada la musa del escritor francés. En 1931, la bancarrota de la Aéropostale puso término a la era de los pioneros, pero Saint-Exupéry no dejó de volar como piloto de prueba y efectuó varios intentos de récords, muchos de los cuales se saldaron con graves accidentes: en el desierto egipcio en 1935, y en Guatemala en 1938.

En los años treinta multiplicó sus actividades: cuadernos de invención, adaptaciones cinematográficas de Correo del Sur en 1937 y de Vuelo nocturno en 1939, numerosos viajes (a Moscú, a la España en guerra), reportajes y artículos para diversas revistas. Durante su convalescencia en Nueva York, después del accidente de Guatemala, reunió por consejo de A. Gide los textos en su mayor parte artículos ya publicados que se convirtieron en Tierra de hombres (1939).

Durante la Segunda Guerra Mundial luchó con la aviación francesa en misiones peligrosas, en especial sobre Arras, en mayo de 1940. Su obra más importante, “El Principito”, fue publicada en 1943. Aunque se trata de un libro infantil, la crítica lo ha considerado un trabajo sobre la naturaleza humana. Se disputa el título de la obra literaria más vendida de la historia junto con “Historia de Dos Ciudades” de Charles Dickens (más de 200 millones de ejemplares vendidos cada uno). Es considerado el mejor libro francés del siglo XX y ha sido traducido a más de 250 idiomas y dialectos. El autor pasó una temporada en ese país tras la Batalla de Francia en 1940, en la cual el gobierno francés fue depuesto por las fuerzas alemanas. Durante estos sucesos, el autor realizó más de la mitad de los apuntes que conformarían el libro.

El Régimen de Vichy (como se conoció al gobierno impuesto por Alemania en Francia durante la guerra) nombró a Saint-Exupéry como uno de sus miembros. El anuncio sorprendió al escritor, quien desconocía el interés de dicho gobierno. A raíz de la declaración, el general Charles de Gaulle -posteriormente, presidente de Francia- acusó al autor de simpatizar con los alemanes. Esto deterioró la moral de Saint-Exupéry, quien se refugió en la bebida tras los señalamientos.

A partir de 1943, pidió incorporarse a las fuerzas francesas en África del Norte y retomó las misiones desde Cerdeña y Córcega. En el transcurso de una de ellas, el 31 de julio de 1944, su avión desapareció en el Mediterráneo. Nunca se supo el paradero del piloto. Varios días después, un cuerpo con un traje de la Fuerza Aérea de Francia fue hallado al sur de Marsella. Se presumió que era del escritor y se enterró en septiembre. Durante más de 50 años, la muerte de Saint-Exupéry fue uno de los grandes misterios del mundo literario. En septiembre de 1998, un pescador francés halló un brazalete de plata con los nombre de Saint-Exupéry y su esposa Consuelo, lo que reavivó el interés. En mayo de 2000, un buzo encontró restos de un P-38 Lightning -el avión que usó el escritor el día que desapareció- esparcidos por la costa de Marsella. Fue hasta 2003 que los restos pudieron ser recuperados, y tras unos análisis, autenticados como la nave de Saint-Exupéry. Sobre el cuerpo hallado en 1944, se mantiene la teoría de que pudo haber sido arrastrado por el mar hasta el punto donde se encontró, aunque esta hipótesis no ha podido ser confirmada.

Simbolismos de la vida de Saint-Exupéry en “El Principito”

El Piloto, personaje principal del relato, obviamente está basado en el escritor.

El Zorro, quien acompaña al Principito en su viaje, está inspirado en un fénec (o zorro del desierto). El autor conoció este animal cuando trabajaba como piloto postal en vuelos por el norte de África.

La Rosa, el objeto más preciado del Principito, está inspirada en su esposa Consuelo. El planeta donde se encuentra la Rosa está rodeado por tres volcanes; este lugar representa a El Salvador, país natal de Consuelo, conocido como “la tierra de los volcanes”. Así mismo, el autor revela sus dudas sobre la naturaleza del matrimonio y la fidelidad en el pasaje en que descubre un campo de rosas en su visita a la Tierra.

El Principito podría estar basado en una versión más joven de Saint-Exupéry, aunque algunas personas creen que fue inspirado en el hijo del aviador Charles Lindbergh, quien vivía cerca del piloto francés y con quien entabló una buena relación.

Los Baobabs, árboles que destrozan planetas con sus raíces, simbolizan al nazismo y sus intentos por dominar al mundo.

Las ilustraciones de “El Principito” fueron realizadas por Saint-Exupéry. Antes de volverse piloto, Antoine estudió Arquitectura en la Escuela de Bellas Artes de Francia, aunque nunca terminó la carrera. El autor nunca se consideró bueno en el dibujo, algo de lo que se burla El Piloto al inicio de la obra.

El investigador japonés Yoshitsugu Kunugiyama sugirió en 2001 que la ilustración de la portada original de “El Principito” fue elaborada por el autor con una configuración astronómica deliberada. En la imagen, Saint-Exupéry trazó en un triángulo isósceles a los planetas Saturno y Júpiter, y la estrella Aldebarán. Esa formación estelar ocurrió a inicios de los años 1940 y se repitió en el año 2000. Kunugiyama cree que Saint-Exupéry dibujó esa disposición adrede para conmemorar el centenario de su nacimiento, ya que el piloto francés era un experto en navegación y en matemáticas.

La astronomía le ha rendido varios homenajes a “El Principito”

Un asteroide descubierto en 1975 fue nombrado 2578 Saint-Exupéry, en honor al escritor.

Un asteroide descubierto en 1993 fue nombrado 46610 Bésixdouze. Traducido al español, sería B-seis-doce, en honor al asteroide B-612, donde vivía el Principito.

La Fundación B612 (cuyo nombre es una referencia al libro) se encarga de rastrear asteroides que puedan significar una amenaza a la Tierra.

En 2003, la luna de un asteroide recibió el nombre de Petit-Prince, en honor al libro.

“El Principito” legó varias frases célebres a la cultura popular

“No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”;

Todas las personas mayores fueron al principio niños, aunque pocas de ellas lo recuerdan.

Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.

No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.

Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores.

Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer

Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.

Lo que hace bello al desierto es que en algún lugar esconde un pozo.

Tendré que soportar dos o tres orugas si quiero conocer a las mariposas.

Es mucho más difícil juzgarse uno mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte correctamente serás un verdadero sabio.

Recuerden que pueden escuchar mi columna todos los martes a las 16.45 hrs  en el programa NUNCA ES TARDE (Lun.-Vier. de 16 a 18 hrs) de Facundo Flores y Federico Carestía que se emite por RADIO X5 FM 91.3 de La Plata, o desde internet: http://www.X5radio.com.ar

¡Gracias por seguirme, comentar y compartir! Hasta la próxima ❤

Referencias: ANALISIS FILOSOFICO DE LA OBRA EL PRINCIPITO (EDUARDO SEQUEDA); Wikipedia; http://www.nationalgeographic.com.es/; https://hipertextual.com; http://www.patagonia-argentina.com/ (Marita Alasio)

Anuncios

2 pensamientos en “El Principito – Columna emitida en Nunca es Tarde FM 91.3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s