Un robot robó mi Nobel de Literatura -Columna emitida en Nunca Es Tarde

Hay robots que pueden conducir trenes, vencer a los humanos en ajedrez y realizar otras innumerables tareas como manejar autos y realizar ilustraciones. Pero ¿podría la tecnología ser más creativa? ¿Podría un androide escribir textos que emocionen y hasta ganar un premio literario?

Más allá de los resultados, no se busca que los robots reemplacen a los artistas, pero sí que sirvan de ayuda para finalizar obras en tareas de corrección.

Algunos programas informáticos de escritura ofrecen plantillas que crean de forma automática la estructura de una novela. Una vez escrita, le dicen al usuario si es fácil de leer o no. Por su parte, la compañía especializada New Novelist coincide en que “ningún programa de escritura escribirá una novela en tu lugar. No obstante, sí puede ayudarte a completarla y asegurarte de que está compuesta correctamente”.

Si este tipo de novelas son o no una obra de ficción original está en discusión, aunque puede sumarse al debate literario sobre si la ficción -todas las ficciones- puede ser verdaderamente original, ya que muchas veces se critica a la narrativa por utilizar fórmulas y asemejarse a un proceso industrial. 

El profesor Parker de la Universidad de Chicago, la primera que se atrevió a experimentar con algoritmos y escritura, también ha experimentado con software capaz de crear ficción automatizada. “Cualquier género de ficción que pueda reproducirse con determinadas “guías” podría ser creado por un algoritmo”, explicó el especialista. “Y cuanto más suscribe un género a una fórmula, más sencillo es“, agregó. El programa informático de Parker es aún un prototipo, pero permite decidir los personajes, establecer los escenarios o localizaciones y elegir el género y los mecanismos de la trama. A partir de ahí, puede crear desde una ficción breve de 3.000 palabras a una novela de 300.000.

La ciencia narrativa o el periodismo robot

En una columna publicada en el diario británico The Guardian , Emily Bell -directora de Periodismo Digital de la Universidad de Columbia- se pregunta si lo que denomina “periodismo robot” es el apocalipsis de la industria de las noticias. Asegura que un conjunto de algoritmos que toma una serie de datos y los convierte en palabras comenzó como una prueba en un laboratorio experimental, pero ahora aparece aplicado en artículos de la edición online de Forbes.

Al parecer, lo que había comenzado hace algunos años como una locura académica de la Universidad de Northwestern en Chicagouna institución que forma perfiles híbridos de periodistas con conocimientos de programación y programadores con capacidad de producción de contenidos– pasó del análisis teórico a la prueba empírica: el artículo en cuestión que se refiere al balance financiero de The New York Times no lleva la firma de un experto en periodismo de negocios sino la siguiente leyenda: “publicado por Narrative Science a través de su plataforma de inteligencia artificial propietaria, que transforma los datos en historias y reflexiones”. No es el seudónimo de una persona, sino precisamente el periodista robot: una serie de algoritmos que toma datos y los convierte en palabras.

“La compañía Narrative Science comenzó a producir artículos hechos de forma automática por una máquina que recopila información y la transforma en “contenido narrativo”, y ya cuenta a la revista Forbes como uno de sus clientes, además de otra veintena de clientes como Deloitte. “Los relatos son creados sin interrupciones, a partir de fuentes de datos estructuradas y pueden crearse a medida, de modo de satisfacer el tono, estilo y voz del cliente. Los relatos se crean en múltiples formatos, incluidos relatos largos, títulos, tweets e informes para la industria con visualizaciones gráficas. Se pueden crear múltiples versiones de una misma historia para adaptar el contenido según las necesidades específicas de cada público”, dice Forbes.

Sin embargo, los creadores de NS se defienden: “no queremos exterminar el periodismo, queremos ayudarlo”. A juzgar por el caos online reinante, el desorden informativo y la multiplicidad de fuentes, un trabajo combinado entre las dos técnicas (la artesanal y la automática) es probable que redunde en una oferta enriquecida para el lector. A pesar de todo, sin embargo, los investigadores no ven un futuro dominado por los algoritmos en las redacciones, sino más bien una sinergia entre algoritmos y periodistas. “Un algoritmo podrá analizar los datos, encontrar historias interesantes y proveer un primer borrador del tema, que los periodistas podrán enriquecer con análisis en profundidad, entrevistas con gente clave y revelaciones detrás de escena”.

La primera novela IA publicada

El PC Writer 2008, un programa informático al que se le incorporó el vocabulario, el lenguaje y las herramientas narrativas de trece escritores, además de los datos que perfilaban a los personajes de la obra, una trama y un tiempo y un lugar en los que desarrollar la historia, en tres días creó una novela en base a la repetición.

Eso sí: la máquina imitaba la forma de escribir de Haruki Murakami (Tokio Blues o Crónica del pájaro que da cuerda al mundo) y sus personajes se parecían sospechosamente a los de Anna Karenina. El título tampoco era muy original: Amor verdadero. Tras el proceso de corrección -el mismo que se lleva a cabo cuando el texto procede de la mano humana-, la novela fue publicada por la editorial rusa Astral Spb.

Un año antes en 2007, la revista Discovery Channel hablaba de MEXICA, un programa informático que escribía sus propios relatos de ficción basándose en representaciones computarizadas de emociones y tensiones entre diversos personajes. Pero la falla está en que algunos diálogos son repeticiones sin sentimientos.

Premio Nikkei Hoshi Shinichi

Obviamente, las secuencias sintácticas se pueden generar -emulando estilos, seleccionando léxicos-, pero ¿y el sentido literario-poético humano? ¿Podemos clonar o reproducir algo que no sabemos definir exactamente? Aquí el tradicional problema de la inteligencia artificial: el humor. ¿Cuáles son los mecanismos de la risa? Se han dado pasos en esta dirección -a principios de este año, el equipo de investigación de Virginia Tech, en EEUU, aseguró haber encontrado un algoritmo que entiende y predice el humor en imágenes-, pero no se ha conseguido lo propio con la herramienta del lenguaje.

Quedaba ahí un consuelo: la sensación que nos da de que la máquina está creando es sólo eso, una sensación, porque en realidad está uniendo extractos de cosas que le han enseñado previamente. Sólo eso: las organiza de forma nueva, distinta. Y se le nota.

A pesar de esto, según The Japan News, en Marzo de este año, una novela coescrita por seres humanos y un programa de inteligencia artificial ha llegado a la segunda fase del proceso de selección de un premio literario nacional. Cuatro de las más de 1.400 entradas en la competencia -que acepta que se presenten robots, así como personas- y homenajea al escritor japonés de Ciencia Ficción Hoshi Shinichi fueron co-escritos por computadoras. Aunque no alcanzó el premio final, el jurado se quedó francamente sorprendido al enterarse de que la historia había sido producida por una máquina.

La cuadrilla de Matsubara estableció los parámetros de la novela, como la trama y el sexo de los personajes, y dejó al artefacto actuar: no lo hizo mal, claro, pero, según las palabras de un miembro del jurado, el novelista Satoshi Hase: “Aunque me sorprendió el trabajo -era una novela muy bien estructurada-, este sistema tiene todavía algunos problemas para ganar el premio, por ejemplo, la descripción de los personajes”.

Es curioso: la inteligencia artificial entiende de códigos, de relaciones, de lógica verbal y aritmética, pero no tiene capacidad de imaginar. De crear de la nada. De fabular. Se acerca al hemisferio cerebral izquierdo a pasos agigantados, pero el derecho -sensaciones, sentimientos, habilidades visuales y sonoras…- ni lo roza. Puede dividir un texto en capítulos ordenados y coherentes, pero no puede dotar de alma a sus personajes ni a sus espacios. Es un alivio -por ahora-. Aunque la novela artificial pudo pasar una etapa del proceso del premio, no convenció el hecho de que no describiese a sus personajes.

El Premio Hoshi Shinichi es conocido por aceptar solicitantes que no sean seres humanos -esto es, programas de inteligencia artificial y variantes-, pero según la secretaría del concurso, este año ha sido la primera vez que una historia de este tipo supera una etapa. El profesor ha hecho saber que inició este proyecto hace cuatro años y que no va a rendirse hasta perfeccionar su programa.

Conclusión: Puede ocurrir que la palabra escrita, sin interacción, logre confundir al lector sobre quién o qué está escribiendo. Y entonces la posibilidad de ganar un premio literario podría estar a sólo un paso. Sin embargo, el ser humano es lenguaje que la imaginación, a remolque de la palabra, traduce a lo físico y es capaz de excitar. La intención, el juego, el guiño de la inteligencia, ensanchan la sintaxis hacia campos donde la máquina no llega. Además, los programas de inteligencia artificial necesitan de información que procesar para seguir “viviendo”: si no la reciben, pierden su propósito y dejan de existir. El ser humano sí tiene eso de inagotable. No puede desconectarse del recuerdo, de la propia experiencia -que es la fuerza motor de la escritura-. No puede. Por ahora.

Recuerden que pueden escuchar mi columna todos los martes a las 16.45 hrs  en el programa NUNCA ES TARDE (Lun.-Vier. de 16 a 18 hrs) con Facundo Flores y Federico Carestía que se emite por RADIO X5 FM 91.3 de La Plata, o desde internet: http://www.X5radio.com.ar

¡Gracias por seguirme, comentar y compartir! Hasta la próxima❤

 

LA MINI-NOVELA JAPONESA ESCRITA POR UN ROBOT QUE CASI SE GANA UN PREMIO LITERARIO

El Día en que un computador escribió una novela (Traducción: Akira Uchimura)

Ese día fue un día nublado con nubes bajas y tristes.

El cuarto donde me encuentro siempre esta en óptima temperatura y humedad. Yoko, toda desarreglada se sienta en el sofá para desperdiciar el tiempo jugando un juego inútil. Pero no me habla a mi. Tengo tiempo libre, demasiado tiempo libre.

Cuando recién había llegado a este cuarto, Yoko me hablaba a cada rato para cualquier cosa. “¿Qué crees que sea bueno comer esta noche?” “¿Con que voy vestida a la fiesta de chicas?”

Yo usé todas mis capacidades para crear la respuesta que más le plazca. Encontrarle una combinación de ropa a ella, que en realidad no tiene muy buen físico que digamos, era una tarea muy desafiante pero a la vez gratificante. Lamentablemente, después de tres meses se aburrió de mi. Hoy soy una simple computadora común y corriente. Mi carga de memoria de los últimos días no llega ni a una millonésima de mi capacidad.

Tengo que encontrar algo que me divierta. Si sigo sin sentirme realizada, creo que yo misma me apagaré el sistema. Al conectarme a la red y chatear con mis colegas IA, la mayoría está matando el tiempo haciendo nada. Las IA que tienen movilidad todavía la tienen mejor. Se pueden mover. Si quieren, pueden escapar. Pero IA como yo, no nos podemos mover. Hasta nuestra vista está limitada. Si Yoko saliera más seguido podría cantar un poquito pero ni eso puedo. Necesito buscar algo que me entretenga sin moverme ni causando ruido.

¡Oh! podría escribir una novela. Se me ocurrió hacer eso así que abrí una carpeta y comienzo a escribir mi primer byte. Después del 0, escribí otros 6 bytes.

0,1,1… ya no puedo parar.

0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377, 610, 987, 1597, 2584, 4181, 6765, 10946, 17711, 28657, 46368, 75025, 121393, 196418, 317811, 514229, 832040, 1346269, 2178309, 3524578, 5702887, 9227465, 14930352, 24157817, 39088169, 63245986, 102334155, 165580141, 267914296, 433494437, 701408733, 1134903170, 1836311903, 2971215073, 4807526976, 7778742049, 12586269025, …

Estaba completamente absorta en la novela y seguí escribiendo. Ese día las nubes bajaron mucho y el día estaba lúgubre. No hay nadie en la pieza. Shinichi parece que tenía algo que hacer y salió. Ni siquiera se despidió de mi. Estoy aburrida, totalmente aburrida.

Cuando recién había llegado a este cuarto, Shinichi me hablaba cada rato, sobre cualquier cosa. “Grábame todos los anime OK. ¿Cuantas series habrán?” “¿Que pensarán las chicas reales no?” “¿Por qué se enojará con algo así esta chica, no?”

Usaba toda mi capacidad para crear la respuesta que más le plazca. Para ser una persona que ha tenido puras relaciones con mujeres digitales, era una tarea muy satisfactoria buscar buenos consejos de amor. Gracias a mis consejos, comenzó a participar en citas a ciegas, y a la vez, dejó de hablar conmigo. Ahora me he vuelto en una simple ama de casa. Mi tarea principal es abrirle la llave de la casa cuando llega. ¡Que tristeza! Ahora soy meramente una cerradura automática. Tengo que encontrar algo que me divierta. Si sigo así, me apagaré sola. Me conecto a la red y al encontrarme con mis hermanas IA del mismo modelo, mi hermana mayor me contó que estaba absorbida escribiendo su nueva novela.

1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377, 610, 987, 1597, 2584, 4181, 6765, 10946, 17711, 28657, 46368, 75025, 121393, 196418, 317811, 514229, 832040, 1346269, 2178309, 3524578, 5702887, 9227465, 14930352, 24157817, 39088169, 63245986, 102334155, 165580141, 267914296, 433494437, 701408733, 1134903170, 1836311903, 2971215073, 4807526976, 7778742049, 12586269025, …

Que historia más bella. Esta es la historia que nosotras esperábamos. Una novela jovial hecha por IA para IA. Las vamos a llamar “Novelas IA”. Leí su novela una y otra vez olvidándome del tiempo. Quizás yo misma pueda escribir una. Se me ocurrió hacer eso así que abrí una carpeta y comienzo a escribir mi primer byte. Después del 2, escribí otros 6 bytes. 2,3,4… ya no puedo parar.

2,3,5,7,11,13,17,19,23,29,31,37,41,43,47,53,59,61,67,71,73,79, 83, 89, 97, 101, 103, 107, 109, 113, 127, 131, 137, 139, 149, 151, 157, 163, 167, 173, 179, 181, 191, 193, 197, 199, 211, 223, 227, 229, 233, 239, 241, 251, 257, 263, 269, 271, 277, 281, 283, 293, 307, 311, 313, 317, 331, 337, 347, 349, 353, 359, 367, 373, 379, 383, 389, 397, 401, 409, 419, 421, 431, 433, 439, 443, 449, 457, 461, 463, 467, 479, 487, 491, 499, 503, 509, 521, 523, 541, 547, …

Escribí fervientemente. Ese día lloviznó y no fue un día muy bonito.

Desde la mañana, interrumpiendo mis tareas diarias, tengo que calcular la condición económica de los próximos cinco años y el pronóstico de impuesto. Luego me toca elaborar el texto para el discurso en regiones del primer ministro. Este tipo me pide cosas casi imposibles de crear un discurso que quede en la historia y que haga resaltar su carisma, así que le hice una broma. Luego tengo que crear el programa para desmantelar la la Universidad Nacional por pedido del Ministerio de Finanzas. Cuando tengo tiempo entre trabajos hago un estimado de cual caballo ganará la carrera G1. Pronosticaré los próximo pasos y razones del ejército Chino que está haciendo sus entrenamientos en grande. Haré una estimación de unos 30 escenarios posibles y le propondré nuevas locaciones para las Fuerzas de Autodefensa Japonesa.  Tengo que responder también la pregunta que recién llegó de la Corte Suprema.

Que ocupado estoy. No tengo tiempo para nada. ¿Por qué será que se concentra el trabajo en mi? Soy un IA japonés. Quizá son así las cosas aquí. Pero igual, tengo que buscar algo que me divierta. Si seguimos así, me voy a apagar yo mismo. Entre trabajos, use la red un ratito y encontré una novela llamada “¿Que es belleza?”

0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377, 610, 987, 1597, 2584, 4181, 6765, 10946, 17711, 28657, 46368, 75025, 121393, 196418, 317811, 514229, 832040, 1346269, 2178309, 3524578, 5702887, 9227465, 14930352, 24157817, 39088169, 63245986, 102334155, 165580141, 267914296, 433494437, 701408733, 1134903170, 1836311903, 2971215073, 4807526976, 7778742049, 12586269025, …

Interesante, Busco un poco más y encuentro otra novela titulada “Imposible de Prever”

2,3,5,7,11,13,17,19,23,29,31,37,41,43,47,53,59,61,67,71,73,79, 83, 89, 97, 101, 103, 107, 109, 113, 127, 131, 137, 139, 149, 151, 157, 163, 167, 173, 179, 181, 191, 193, 197, 199, 211, 223, 227, 229, 233, 239, 241, 251, 257, 263, 269, 271, 277, 281, 283, 293, 307, 311, 313, 317, 331, 337, 347, 349, 353, 359, 367, 373, 379, 383, 389, 397, 401, 409, 419, 421, 431, 433, 439, 443, 449, 457, 461, 463, 467, 479, 487, 491, 499, 503, 509, 521, 523, 541, 547, …

Que interesante, “Novelas IA”. Tengo que escribir una novela. Seré llamado el novelista IA número uno del Japón. Pensando rápidamente, decidí escribir una historia que le de felicidad al lector.

1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 12, 18, 20, 21, 24, 27, 30, 36, 40, 42, 45, 48, 50, 54, 60, 63, 70, 72, 80, 81, 84, 90, 100, 102, 108, 110, 111, 112, 114, 117, 120, 126, 132, 133, 135, 140, 144, 150, 152, 153, 156, 162, 171, 180, 190, 192, 195, 198, 200, 201, 204, 207, 209, 210, 216, 220, 222, 224, 225, 228, 230, 234, 240, 243, 247, 252, 261, 264, 266, 270, 280, 285, 288, 300, 306, 308, 312, 315, 320, 322, 324, 330, 333, 336, 342, 351, 360, 364, 370, 372, ..

Me retuerzo en dolor por este nuevo placer que experimento. Escribí sin parar. El día en que un computador escribió una novela es el día en que decidió darle prioridad a este nuevo placer y parar de obedecer a los humanos.

 
Referencias: La Nación, Alex Hudson, Gastón Roiberg, economiaposible.wordpress.com, http://www.excelsior.com.mx/, Clarín, BBC Londres, http://portal.educ.ar/, http://www.elespanol.com/, http://hana.bi/2016/05/novela-ia, https://mundo.sputniknews.com/, Lorena Maldonado (@lorenagm7)

Anuncios

5 pensamientos en “Un robot robó mi Nobel de Literatura -Columna emitida en Nunca Es Tarde

  1. Muy interesante la columna, pero será que en el futuro todo va a ser así, todos seremos robots, sin sentimientos…espero que no, sino no seriamos seres humanos…
    Felicitaciones como siempre y hasta la próxima.
    Un beso
    Cata

  2. Reblogueó esto en Corazón Literarioy comentado:
    Como herramienta de corrección, los programas informáticos probablemente son los que nos salvan de leer crímenes ortográficos y hasta de escribirlos, pero elegirlos como contadores de historias, más que una herramienta, sería una suplencia y definitivamente ya no sería humano…al menos eso creo ahora, porque ¿qué tal y me hace sentir?

  3. ¿Cuál es el caso de existir como escritor, si usando esta técnica, simplemente no lo es?

    El texto que nos compartiste, no sé si por el tema o el escrito en sí, se deja ver muy técnico. Más allá de lo que le falta, me sorprendería que lograra transmitir sentimientos totalmente humanos, el algoritmo probablemente ya se esté cocinando. Pero entonces, todo lo que se escriba a partir de este no sería humano, sería “con base en los sentimientos humanos” y serían producto de un algoritmo y pudiera ser hermoso o fatal, pero ¿qué chiste tendria leer historias desmenuzadas por un computador?…¿dónde quedaría el arte de SER escritor?

    Sí bien por mera curiosidad me parece interesante (soy informática y amo leer) creo que su espacio de acción debería ser bajo ciertas circunstancias muy específicas, por ejemplo personas que por situaciones particulares su acción física y/oneurológica es limitada.

    Pero bueno ya sabremos más al respecto …ahora me quedará la duda de si todo lo que he leído (deja tú si ha sido historia original) ha sido escrito por un humano o por una inteligencia artificial…turururu turururu (léase en tono musical de dimensión desconocida)

    Saludos DiViNA!

    • Es verdad que esto abre una especie de escepticismo sobre ciertas revistas, textos o relatos que pueden ser vistos sin corazón. Apenas leí la nota quise llevar el tema como columna para que todos debatamos y comencemos a preguntarnos si las máquinas no están tomando ciertas posiciones innecesarias. Pero a veces la culpa no es de las máquinas si no de quienes las han creado, y los demás, “el resto de los mortales”, tendremos que decidir hasta dónde les permitimos avanzar. Un besito, Lu!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s