Palabras que cayeron en desuso – Columna emitida en Nunca es Tarde

La idea de esta columna es rescatar algunas palabras que cayeron en desuso en la actualidad o que confundimos el significado, elegir las que más nos llamaron la atención (o nos gustó el sonido) y utilizarlas para un relato la semana que viene.

MELIFLUO: Un sonido excesivamente dulce, suave o delicado.

INEFABLE: Algo tan increíble que no puede ser expresado en palabras.

SERENDIPIA: Hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta.

LIMERENCIA: Estado mental involuntario, propio de la atracción romántica por parte de una persona hacia otra.

ARREBOL: Cuando las nubes adquieren un color rojo al ser iluminadas por los rayos del sol.

IRIDISCENCIA: Fenómeno óptico donde el tono de la luz varía creando pequeños arcoíris.

EPIFANÍA: Un momento de sorpresiva revelación.

LUMINISCENCIA: Propiedad de un cuerpo de emitir una luz débil, pero visible en la oscuridad.

INCANDESCENCIA: Luz producida por altas temperaturas.

ELOCUENCIA: El arte de hablar de modo eficaz para deleitar o conmover.

INMARCESIBLE: Que no puede marchitarse.

IRUSU: Simular no estar en casa cuando alguien llama a la puerta.

NYCTOPHILIA: Amor por la oscuridad, la noche, encontrando relax o comodidad en la oscuridad.

OPIA: La extraña necesidad de mirar a alguien a los ojos, lo que puede dar al mismo tiempo una sensación invasiva y vulnerable.

RUBATOSIS: La inquietante conciencia de sentir nuestro propio latido del corazón.

APODYOPSIS: El acto de desvestir mentalmente a una persona.

KUEBIKO: Un estado de agotamiento inspirado por los actos de violencia sin sentido.

ADRONITIS: La frustración ante el tiempo que se tarda en llegar a conocer a alguien.

LIBEROSIS: El deseo de que las cosas y situaciones nos importen menos.

ONEIRATAXIA: Incapacidad de distinguir entre realidad o fantasía.

JOUSKA: Conversación imaginaria o hipotética que no puedes dejar de repetir compulsivamente en tu cabeza.

PETRICOR: Es el nombre que recibe el olor que produce la lluvia al caer sobre suelos secos.

BIBLIOFILIA: Amor por los libros y la literatura.

ENGENTADO: Sentir deseos de estar a solas.

FILOFOBIA: Miedo a enamorarse.

ASTRAFILIA: Fascinación por los truenos, rayos y relámpagos.

TALASOFILIA: Amor por los océanos y los mares.

SELENOFILIA: Amor y fascinación por la luna.

NEFELIBATA: Persona soñadora que no se apercibe de la realidad.

ZAPEROCO: Vocerío o estrépito causado por una o varias personas.

ATARAXIA: Imperturbabilidad, serenidad.

MUÉRGANO: Persona grosera.

¿Por qué la RAE ‘admite’ unas palabras y no otras?

Las actualizaciones del DRAE casi siempre suelen traer polémica, ya que son muchas las personas que no están de acuerdo con la inclusión de según qué términos. En el 2010  ya hubo polémica, cuando palabras como muslamen, rojillo, antiespañol cultureta entraron en el diccionario. A menudo, las críticas a la RAE vienen por incluir términos que, a juicio de los detractores, pudiesen resultar ofensivos, machistas, homófobos o socialmente injustos. Es lo que pasa con términos como gallego (que en su quinta acepción significa “tonto”), marica (referido al hombre homosexual) o rural (cuya segunda acepción lo define como “inculto, tosco, apegado a cosas lugareñas”).

El secretario de la RAE se defendió de las críticas y aseguró que el diccionario en ningún caso puede regirse por criterios de corrección política. Y tenía toda la razón del mundo. La RAE sufre críticas a diario e incluso parece estar empezando a perder representatividad. No obstante, antes de criticar la inclusión de según qué términos en el diccionario, habría que tener en cuenta varias cosas.

Para entender la labor del diccionario, hay que tener en cuenta que su carácter no (solo) es normativo, sino, sobre todo, descriptivo. A diferencia de su gramática, en la que sí establece normas, la motivación principal del DRAE no es realizar una lista de palabras que se pueden decir, sino registrar los distintos usos que los hablantes hacen de las palabras. Muchas veces, independientemente de que a la RAE le guste o no la forma en que se construyen estos términos.

Por eso, cuando decimos que la RAE ha admitido una palabra, estamos siendo incorrectos. La RAE no admite palabras; la RAE incluye, incorpora o registra palabras. Y el criterio no es otro que su uso. Si la RAE detecta que un término es usado por una mediana generalidad de personas con una acepción determinada, su misión es incluir esa acepción en el diccionario. El objetivo último de un diccionario, no lo olvidemos, es que cualquier persona pueda saber qué significa una palabra que otra persona acaba de decir en la calle, no saber qué significado quieren que le demos los académicos.

Así que, nos guste o no, si los ciudadanos se acostumbran a usar palabras como marica, okupa, culamen o pepero, lo lógico es que la RAE las incluya en el diccionario. Recuerden que, en cierto punto, toda palabra fue inventada de la nada.

Aquí les dejo el link de la encuesta para que participen y el próximo martes develen si las que ustedes eligieron estarán en el relato o no:

https://goo.gl/forms/mJgIS9KrLp7XQ3kr2

Y ustedes, ¿tienen alguna para agregar?

Recuerden que pueden escuchar mi columna todos los martes a las 16.45 hrs  en el programa NUNCA ES TARDE (Lun.-Vier. de 16 a 18 hrs) con Facundo Flores y Federico Carestía que se emite por RADIO X5 FM 91.3 de La Plata, o desde internet: http://www.X5radio.com.ar

¡Gracias por seguirme, comentar y compartir! Hasta la próxima❤

Anuncios

6 pensamientos en “Palabras que cayeron en desuso – Columna emitida en Nunca es Tarde

  1. Hola,
    Muy interesante la columna y es verdad ,algunas palabras ya no se usan. ..
    Voy a participar en el link de la encuesta…
    Felicitaciones y hasta la próxima.
    Un beso
    Cata

    • Muchas gracias, Caty! Me alegro que te gustara y participaras de la encuesta. Quise hacer algo para que jugáramos y aprendiéramos entre todos y por suerte les gustó jajaja Besitos y hasta la próxima, bellez. Muacks!

  2. Me parece acertada la apreciación que haces y también estoy haciendo desde hace tiempo “mi colección” de palabras en desuso, unas que incluso su significado no corresponde a su uso, otras más que no sabía que existían y que para hacer referencia a ellas las describía y varias más que no recordaba.

    Ver una palabra y saber qué significa es maravilloso y que nos apoyen con un compendio de ellas es formidable.

    Saludos.

  3. Reblogueó esto en Corazón Literarioy comentado:
    Cuando mis hijos empezaban a hablar y aún ahora, decían palabras para expresar algo. Nunca les dije no las uses, al contrario a mi me divierte jugar creando palabras para expresar algo y además mostrarles las también variopintas que existen. Cuando ya crecían y empezaron a usar el diccionario, me preguntaban ¿por qué no está la palabra “X” si sí existe? mi respuesta y ahora la de ellos es : porque técnicamente ya existe aún cuando la hayamos usado una sola vez, simplemente que solo la usamos nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s