Popurrí de noticias – Columna emitida en Nunca es Tarde

En esta ocasión, y para festejar los siete meses de la #columnadivina, quise charlar sobre noticias locales y la última tratará lo nuevo en material editorial. ¡Que la disfruten! Y luego espero vuestros comentarios. Gracias, como siempre.

Ensenada no tiene librerías

 “En Ensenada no hay librerías”. A partir de esta afirmación, concejales de Cambiemos presentaron un proyecto para “atraer” ese tipo de comercios a la vecina ciudad. De acuerdo a una evaluación hecha por los ediles Fernanda Ivelli y Emilio Canutti, del frente Cambiemos ensenadense, en ese distrito no hay ninguna librería establecida por lo que consideraron necesario impulsar mecanismos para “acercar el libro y la lectura a toda la comunidad” y “convertir a Ensenada en una gran biblioteca”.

En ese marco la propuesta incluye la participación de clubes, asociaciones intermedias, centros de jubilados, partidos políticos y empresas al tiempo que se impulsa la instalación de “espacios para la reflexión sobre determinados libros y autores, reuniones literarias, conferencias y charlas brindadas por escritores de renombre nacional e internacional, al margen de la convocatoria a los escritores de la región”.

Pero lo que disparó la polémica fue uno de los artículos del denominado proyecto “fábrica de lectores”. La autora de la iniciativa, la concejal Fernanda Ivelli, propuso otorgar ventajas impositivas a diez años para impulsar la instalación de librerías, distribuidoras de textos, editoriales e imprentas en todo el partido, y que recién se les cobraran tasas municipales en el año 2026. Durante el debate, el bloque del oficialismo (perteneciente al kirchnerismo) puso el grito en el cielo y acusó a Ivelli de querer sacar rédito político y pretender perjudicar al Estado Municipal haciendo referencia a Lombardi que, tanto cuando estuvo en Capital como Ministro de Cultura (2007-2015) como ahora como Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos (rango de Ministro), tiene una gestión basada en el mercado y no en las necesidades propias del sector. Luego de muchas discusiones y sin llegar a nada, el proyecto se mandó a archivar.

Pero ¿de qué hablamos cuando hablamos de una política pública para la cultura y cuál debería ser su objetivo estratégico? ¿Puede o debe pensársela como parte del desarrollo nacional? ¿El concepto mismo de cultura se restringe al criterio del gobierno de turno?

Como pasa en distintas áreas del Estado, la cultura incluye una cantidad y diversidad de aspectos y temáticas, que van desde la promoción de la lectura hasta la legislación, de la infraestructura de teatros y centros culturales a la formación de nuevos públicos, de los emprendimientos artísticos a los eventos masivos. Y se vincula con una multiplicidad de actores: el sector privado, el artístico no comercial, los gestores y promotores culturales independientes, los propios artistas y escritores, las distintas comunidades nacionales y étnicas, para nombrar algunos.

Por su parte, el secretario de Cultura y Creatividad del Ministerio de Cultura de la Nación, Enrique Avogadro, opina que se da un falso debate entre cultura del espectáculo y gestión cultural y que las dos cosas deben combinarse. “Con una perspectiva regional, se ve claramente que hay una deriva de la política cultural a la cultura del espectáculo. Los ministerios solamente organizan eventos. Por eso estamos hablando con el BID para pensar la cultura como factor de desarrollo”, explica. Dice que es necesario mapear el territorio y encontrar a esos actores con aportes muy positivos a nivel teórico para promoverlos. “El Estado no debe tener el monopolio de la política cultural“, asegura.

Para Gabriela Adamo, directora del Filba y ex directora de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, existe la necesidad de “potenciar la demanda“: si hay más lectores, a la larga se beneficiará también a las editoriales y los autores. “En busca de avanzar en la construcción de ciudadanía y pensamiento independiente, creo que la prioridad debería estar puesta en el estímulo a la lectura. Es, también, lo más difícil de implementar y de evaluar.”

¿Qué debería hacerse desde el Estado para potenciar la lectura y al mismo tiempo acompañar los proyectos de autores y editoriales independientes nacionales? Leandro de Sagastizábal, presidente de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip), dice que lo primero es tener un presupuesto para eso. “Conabip lo tiene y lo destina a cuatro tipos de acciones: la compra del material de lectura, la capacitación de bibliotecarios, el fortalecimiento en infraestructura y tecnología, compras de computadoras y recursos para conexiones a Internet, y, por último, acercar a los escritores a esos espacios”, cuenta. De Sagastizábal elige valorar experiencias locales como la de la sala híbrida que funciona en la Biblioteca Franklin (que cumplió 150 años y es la más antigua de Sudamérica) en San Juan, donde se experimenta con lo digital. El 24 de Junio de este año la comisión directiva presentó la nueva página web de la Franklin para acercar a los usuarios y socios toda la información actualizada del espacio. También se realizó la inauguración de la nueva sala híbrida, que permite a los usuarios acceder a una gran cantidad de bibliografía para lectura digital y al repositorio con material digitalizado información disponible de otras salas  en el mundo.

Concluyendo, tenemos que pensar que gestionar la cultura requiere de una constante reflexión sobre la forma de producción cultural colectiva para pensar, desde ahí, la articulación con las instituciones, y que la gestión cultural debería incorporar a los referentes de todas las áreas involucradas en la discusión sobre las políticas públicas.

En un campo donde las miradas pueden ser antagónicas, el acuerdo generalizado es la falta de debate y la necesidad urgente de iniciarlo; cómo poner en marcha un proyecto cultural ambicioso que obligue a todos a abandonar la comodidad; cómo pensar la cultura en la era digital y, finalmente, cómo se vincula todo eso con el rumbo político y económico del país. Parte del desafío con la cultura que sigue pendiente.

La Biblioteca Pública ya tiene sala infantil para chicos de 3 a 12

La Biblioteca Pública de la Universidad Nacional de La Plata inauguró el pasado viernes 19  de Agosto una “sala infantil” acondicionada especialmente para niños de 3 a 12 años.

“Hace mucho que venimos realizando eventos para el Día del Niño, o armando espacios para los chicos cuando hacemos una actividad destinada a los grandes, sus papás. Pero a ello se fue sumando una creciente demanda de visitas guiadas por parte de jardines de infantes. Entonces decidimos encarar algo que teníamos en mente desde hace tanto tiempo, la sala infantil”, dijo a los medios locales la vicedirectora de la Biblioteca, Lorena Miranda.

“Era una demanda insatisfecha, que finalmente cubrimos”, añadió, para especificar que los niños podrán hacerse socios “como cualquier joven o persona mayor, y así tendrán la posibilidad de llevarse cuentos o libros a la casa”. La cuota tendrá un valor de $5 (para quienes la columna desde fuera de la Argentina, equivale a unos 0,40 centavos de dólar) por año, indicaron las autoridades del complejo.

Miranda comentó que habrá dos grupos de chicos. “Uno de 3 a 8 años con acceso a literatura infantil. Esos niños, si vienen a la Biblioteca, tendrán que estar con un mayor. El otro grupo, de 9 a 12 años, podrá acceder a literatura infantil y de estudio”, detalló.

El objetivo es promover el hábito de la lectura, acercarlos a la Biblioteca y desmitificar este ámbito, algo que ya venimos haciendo con los jóvenes y adultos. La Biblioteca es un lugar de estudio, pero también de encuentro y, sobre todo, de disfrute”, remató.

Requisitos para asociarse:

DNI + Certificado de alumno regular actualizado + $5

(menores de 18 años concurrir con madre, padre o tutor)

Constancia de domicilio (Recibo de luz, gas, teléfono a su nombre con el domicilio actual)

Se pueden retirar hasta 3 libros

Página: http://biblio.unlp.edu.ar/publica/home/usando_la_biblioteca/hacete_socio

Victoria, la nena ciega que rebosa imaginación y a los 6 años ya escribe un libro

Con 6 años Victoria Amante se convirtió en la integrante más joven del café literario de la Biblioteca López Merino donde se codea con escritores de todas las edades que ahora la guiarán para que complete una novela que comenzó a escribir hace seis meses. A Victoria la ayudan escritores, docentes y, por supuesto, su familia. Vicky dice que los libros son como una inmensa ventana que le abrió su madre y le permiten saltar la pared de su ceguera para conocer personajes y apasionarse por historias de aventura.

Vive junto a su familia en la zona de 25 y 58, es locuaz, inquieta y derrama optimismo. Está en primer grado de la Escuela N° 55, uno de los establecimientos con mayor cantidad de alumnos integrados. Alejandra Calabrese, la directora del colegio, fue la que tuvo la idea de acompañarla a la Biblioteca López Merino para que tome contacto con otros escritores.

“La literatura es un puente hacia la inclusión”, afirma la docente. Para ella Victoria es especial, pero no por su limitación visual, sino por las ganas que le pone a cada día de clases.“Es una excelente alumna, muy activa, ayuda a las maestras y se mueve sola por toda la escuela; todo el mundo la quiere”, resume la docente, orgullosa de que en su establecimiento de 450 alumnos, 22 sean niños con distintas discapacidades que están integrados, según dice, “gracias a los docentes que le perdieron el temor a enfrentarse a niños con otras capacidades”.

Malvina, la mamá de la nena, es quien la introdujo al mundo de la literatura y sostuvo el hábito en el tiempo, en especial cuando hace dos años, a raíz de un problema de salud, su hija perdió la visión.“Lo primero que me leyó fue Mafalda, pero mi libro preferido es Sopa Envenenada (Saga juvenil de los casos policiales de “Anita Demare”) de Norma Huidobro”, cuenta la nena, mientras Andrés, su padre, asegura que su esposa reitera el ritual de comprar un libro infantil cada principio de mes, cuando cobra el sueldo.

En relación a las temáticas de aventura que siempre elige, Victoria es contundente: “No me gusta lo suave, yo soy fuerte y dura”. Por eso la novela que escribe, lejos de ser una estereotipada historia de princesas, habla sobre la desaparición de un pequeño de 4 años, hijo de un científico al que le quieren robar valiosa información. “Hay una liga de detectives de cinco niños que lo van a buscar, ellos son Leo, Miguel, Belinda, Princelina y Lana, algunos son iguales a mis amigos de la escuela, pero yo los enmascaré un poco para que ellos no se den cuenta”, afirma con picardía para revelar cómo le da vida a los personajes de su novela.

Es la escritora más joven que tiene el taller. “Victoria habló con todos los escritores y nos llevó a pensar en los pocos libros braille que hay porque la mayoría son extranjeros y casi no llegan. Es muy importante que ella encuentre una luz dentro de la escritura y que la ayudemos desde este lugar a tener contacto con los libros y la escritura; además es muy graciosa cuando nos cuenta que hay cosas de su historia que no le cierran y pide ayuda”, afirma Claudia Baldoni, la coordinadora del Café Literario, que está dispuesta a guiar a la nena hasta que avance en su proyecto.

http://cbm.laplata.gov.ar/ , http://laplatacultural.com.ar/

La Biblioteca López Merino suma Clubes de Lectura

Auspiciados por la Asociación de Escritores de la Provincia, a partir de esta semana, el Complejo Bibliotecario Municipal López Merino, ubicado en calle 49 N° 835, sumará dos Clubes de Lectura a su oferta de talleres cuatrimestral. Informes e inscripción: 458- 6743 para los talleres que se dictan de lunes a viernes desde las 15 hrs. Idioma, cinematografía, literatura, narración oral y escrita, teatro, etc.

La iniciativa que arrancó este mes de Agosto está a cargo del escritor Jorge Gómez Monroy: “los Clubes de Lectura son una actividad guiada por un coordinador, en la que un grupo de personas, aficionadas a un género literario, como puede ser el cuento o la novela, encara de forma individual la lectura de una misma obra y se reúne una vez por semana para compartir sus impresiones acerca de la obra leída”, asegura el texto de la invitación.

Club de Lectura de Cuentos Lunes – de 16 a 18 hs.

Se leerán y analizarán obras emblemáticas de los grandes cuentistas de la literatura universal. Cada semana, un cuento, un estilo, un autor diferente: Chejov, Borges, Cortázar, Carpentier, Hemingway, Munro, Lispector, entre otros.

Club de Lectura de Novela breve Martes – de 16 a 18 hs.

El objetivo de este grupo es la lectura de una novela breve por semana —o cada dos semanas, según la extensión— y recorrer, mes a mes, la trayectoria de grandes novelistas. Obras que iremos descubriendo o redescubriendo a través de una nueva manera de leer. “El extranjero”, de Albert Camús, “Metamorfosis” de Kafka, “El viejo y el mar” de Ernest Hemingway o “El retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde, entre otras.

El libro, ese objeto de deseo capaz de ofrecer nuevas experiencias de lectura – El desafío a nivel Editorial

Las editoriales están buscando hacer partícipe al lector de los libros desde la inclusión de nuevos diseños que darán tiempo extra y querrá no hacer soltar la lectura y su interacción con quien vaya a adentrarse en la historia. Se sabe que los lectores subrayamos los libros, y volvemos a ellos cuando tienen frases muy potentes e ideas profundas y emotivas. El diseño, este año y desde las editoriales, será, junto con la calidad de los textos, la pata más fuerte del producto. Pensamos en diseños que reforzaran el contenido sin traicionarlo, sin adelantar ni ilustrar la trama de un modo literal. La idea es potenciar la tensión del relato, hacerlo más vívido, jugar con las emociones.

Ejemplos: Con el relanzamiento de Los ojos del perro siberiano (Antonio Santa Ana)[1] y La oscuridad de los colores[2] (Martín Blasco[3]), la editorial Norma inicia una nueva colección que cuida la calidad del diseño tanto como la de los textos. Esto se debe a la caída en las ventas y en tratar de capturar nuevos lectores relanzando clásicos de la literatura juvenil para que aquellos jóvenes, ahora adultos, vuelvan a leerlos. Entonces plantea un diseño que le dará tiempo al lector para quedarse en esas frases, destacando algunas y sorprendiéndolo con el diseño en cada página (uso del color, ilustraciones, tipografía a mano alzada). No podíamos, ni queríamos adelantar la trama, pero sí el clima de suspenso y encierro que tiene la novela.

Recuerden que pueden escuchar mi columna todos los martes a las 16.45 hrs  en el programa NUNCA ES TARDE (Lun.-Vier. de 16 a 18 hrs) de Facundo Flores y Federico Carestía que se emite por RADIO X5 FM 91.3 de La Plata, o desde internet: http://www.X5radio.com.ar

¡Gracias por seguirme, comentar y compartir! Hasta la próxima❤

Referencias: Diario EL DIA; La Nación Ideas; Daniel Gigena; Fabiana Scherer

[1] Los ojos del perro siberiano es una novela juvenil perteneciente al escritor argentino Antonio Santa Ana. Fue publicado en marzo de 1998, fue reeditado varias veces y vendió más de 400.000 ejemplares. Fue traducida al italiano. La trama de la historia se basa en un joven que vive en San Isidro y que está a punto de viajar a Estados Unidos. Antes de terminar de preparar sus valijas, narra como debió enfrentar el tenso clima familiar que vivió desde que tiene 5 años, cuando Ezequiel, su hermano mayor, se va de casa con 18 años tras una violenta discusión. Sus padres nunca quisieron hablar de ese tema, hasta que se enteran que su hermano tiene SIDA. En lo que serán sus últimos meses de vida, mientras su familia niega la enfermedad de Ezequiel y las relaciones se tensan, entre ambos hermanos encarnan una profunda relación, mientras Ezequiel alivia sus frustraciones y depresión por su enfermedad en el cuidado de Sacha, su perro de raza siberiano.

[2] En 1910, una Buenos Aires feliz se prepara para los festejos del primer Centenario. Alejandro, un joven periodista, recibe un encargo tan siniestro como perturbador: investigar la desaparición de cinco niños ocurrida más de dos décadas atrás.

Una joven que no recuerda nada de su vida, un hombre que se comporta como un perro y las oníricas imágenes de una sesión de hipnosis son las pistas que guiarán a Alejandro, y también al lector, hacia un final distinto y con un Dr que hizo un experimento con los chicos.

[3] Junto a su oficio de escritor, Blasco ha cultivado otros que –lógicamente– se cruzan en el hacer: estudió la carrera de dirección de cine, trabajó en los últimos veinte años en televisión, como productor y como guionista. Fue el responsable de la adaptación de Los siete locos y Los lanzallamas para la Televisión Pública –“fue una experiencia genial”, destaca–, antes estuvo con Jorge Guinzburg en sus últimos años en Mañanas informales y en La Biblia y el calefón.

Anuncios

2 pensamientos en “Popurrí de noticias – Columna emitida en Nunca es Tarde

  1. Hola, muy linda e interesante la columna del martes pasado y que bueno que haya sala infantil de lectura para chicos de 3 a 12 años para que los niños aprendan a leer jugando.
    Hasta la próxima y felicitaciones por los siete meses de tu columna en la radio.
    Un beso
    Cata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s