Ese instante de felicidad ; Tú, simplemente tú – Federico Moccia

La primera parte de esta historia (Ese instante de felicidad) transcurre en Roma. Nicco es un chico de 23 años que perdió a su padre, su pilar y ejemplo, y tendrá que hacerse  cargo de su familia por ser el hombre de la casa: cuidar de su madre, aún frágil por la pérdida del compañero de su vida, y tratar de entender y guiar a sus hermanas. Tiene su grupo de amigos de siempre, pero su compañero inseparable es Gió.

La historia arranca en el día en que Nicco es abandonado por Alessia, su amor. Desde ese momento, él le estará dando vueltas a la frase con la cuál su novia lo dejó y tratará de entender qué fue lo que pasó para semejante desenlace.

Una noche en la cual Nicco y Gió salen a divertirse, conocerán a María y a Paula, dos chicas españolas que están de vacaciones en Roma. A pesar de las diferencias de idioma, los cuatro irán tejiendo una hermosa historia de amor y amistad.

Pero cuando Nicco se da cuenta que está comenzando a sentir algo más por María que el mero deseo de tener una aventura  con una extranjera, ella desaparece sin siquiera despedirse. Es ahí cuando él decide que quiere jugarse el todo por el todo, y perseguir su felicidad, la cual solo la imagina junto a María.

Una vez averiguada la dirección de las chicas en España, Nicco y Gió viajarán a buscarlas (Tú, simplemente tú). Pero en este viaje, Nicco descubrirá cosas que le cambiarán su forma de percibir la realidad: la causa de la ruptura con Alessia, quienes son sus amistades sinceras, cuáles son las verdaderas personalidades de sus hermanas, y hasta dónde es capaz de llegar él con tal de conseguir su instante de felicidad.

Ese instante de felicidad me robó el corazón, con esa amistad entrañable que tienen Nicco y Gió, y con la dulzura de ese amor tan puro entre María y Niccoló. Sin embargo, Tú, simplemente tú me dejó sabor a poco. Es decir, la segunda parte describe excelentemente los lugares españoles que los amigos van recorriendo  y aparecen personajes muy queribles. Pero siento que Moccia no le dedicó lo suficiente al desarrollo de la historia con María. Esperaba más y me quedé con ganas.

Ésto no quiere decir que no recomiende la historia. Al contrario: adoro la forma de escribir de Federico Moccia (me leí sus ocho novelas, ví sus películas, y en estos dos  libros tampoco decepciona). Pero repito que me hubiera gustado conocer un poco más acerca de ese amor tan bonito que profesa  Nicco por María. Por lo pronto, se sabe que se rodarán las películas de ambas novelas, así que a esperarlas.

A disfrutar de esta dulce historia de amor! 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s