Yo stalkeo, tú stalkeas, él stalkea…¡TODOS stalkeamos!

“Buenos días, ¿qué tal? A ver, ¿qué habrá hecho Fulanita en estas últimas hrs? ¿Así que Pepita le comentó la foto de la fiesta de ayer? Entonces tendré que entrar al muro de Josecito, que también es amigo de ella…”

Adivinaron mis queridos followers. Estoy hablando de la palabra que está actualmente de moda: STALKEAR. Podríamos definirla como observar compulsivamente a alguien a través de las redes sociales. Entre nosotros, un término fashion para decir que necesitamos chusmearle la vida a determinada persona y/o personas.

La pregunta es ¿qué nos lleva a obsesionarnos con querer conocer cada minuto de la vida de alguien? Tampoco me voy a hacer la inocente y decir “¡JAMÁS LO HICE!” (ni lo volvería a hacer), pero creo que hay límites. Considero que cuando el stalkeo se utiliza para hacer daño deja de ser gracioso.

Ahora bien, si el stalkeado es un ex, o una posible futura pareja, o la pesada del grupo o del trabajo, es hasta interesante. ¿Quién no se juntó con amigas (y amigos, porque no es potestad de las mujeres solamente) a chusmearle el facebook o el twitter  a alguien y así seguir alimentando el morbo? Es genial la transformación que nos acontece en esos momentos: mente aguda, ojos desorbitados, preguntas sin respuestas, respuestas no buscadas, etc, etc, etc. Y lo peor es cuando nos ataca la falta de filtro cerebro-teclado y se nos va la mano al “me gusta” o al “favorito”. Ahí estará patente la prueba de nuestro stalkeo.

En mi caso, me convierto en la típica “vieja con batón y ruleros del barrio”, y toda foto o estado de red social que vaya viendo la va acrecentando a cada minuto que pasa. Solo eso diré.  Terminado mi mea culpa, espero que ustedes hagan lo mismo y leerlos a través de sus comentarios.

De todas formas, yo creo que es un halago, porque eso significa que mis palabras y mis acciones le importan a alguien. Y tampoco veo en eso algo tan malo. “¿Les gusta conocer mi vida? Okey, adelante!” Vuelvo a repetir: sin que el stalkeo sea utilizado como medio de futuras malas actitudes (usar la información para fines que no sean santos).

Deseo haberlos tranquilizado con este post para que puedan seguir stalkeando a gusto, y demostrarles que tampoco es taaaannnn grave 😉

Un beso a tod@s y a seguir stalkeando…digo disfrutando de las redes sociales!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s